Páginas vistas en total

martes, 24 de julio de 2012

MIRLO ACUÁTICO


MIRLO ACUÁTICO

Rebuscando mientras nada sobre la superficie del agua.

MIRLO ACUÁTICO

Rebuscando en el fondo del río.

MIRLO ACUÁTICO


Mi primera mañana en busca del mirlo acuático, fue provechosa; la tarde anterior había visitado la zona, en Garganta la Olla, Cáceres. Y como siempre, allí estaban los mirlitos, como los llaman los paisanos por esta zona. Como son gargantas que atraen a muchos visitantes, buscando el baño en las cristalinas aguas de estos ríos, estas aves se adaptan bien al horario de visitas de los bañistas. En las primeras horas de la mañana, cuando aún no apetece bañarse en las frías aguas, los mirlos acuáticos, aprovechan la tranquilidad del lugar para aproximarse hasta el puentecillo que une la carretera de una población con otra. Allí se zambullen una y otra vez y corretean por las orillas entre los cantos rodados y las grandes rocas del lecho del río. Algunos ejemplares muestran su plumaje de muda, otros, aún lucen sus plumajes enteros, y otros, son jóvenes.
 Se alimentan de insectos acuáticos; he observado cómo sacan las larvas de frigáneas de sus protecciones pétreas; las golpean contra la roca hasta que consiguen el botín.
A veces cuando me internaba por el río, se mostraban muy confiados ante mi presencia; especialmente a primeras horas de la mañana y a la caída de la tarde.
El único inconveniente de las fotos es que la luz es escasa y el teleobjetivo tiene poca luminosidad, así que tenía que trabajar con el ISO al máximo y con velocidades muy bajas. La mayoría de las fotos al final, son de mala calidad, y las que observáis aquí, tienen mucho ruido y algo de desenfoque.


UN PARAISO EXTREMEÑO: LA VERA