Páginas vistas en total

lunes, 10 de junio de 2013

EL TOMILLO Y EL VINAGRE DE LOS CUATRO LADRONES





Hoy os quiero hablar sobre una planta que se encuentra ahora florecida, el tomillo. Buscando información en mi biblioteca particular, ojeo una enciclopedia compuesta de tres pequeños libros que lleva por título Nuestras amigas las plantas, en una edición del año 1977. En el libro tercero busco tomillo y comienza diciendo que esta planta vive graciosa  e impertinente en toda la región mediterránea. En estos momentos el tomillo se encuentra como digo, florecido, así que decidí este fin de semana aprovechar para hacer algunas fotos y ofreceros estos datos.
Una de las características de los tomillos es su capacidad para hibridarse, así que para los pocos iniciados en estos temas, como yo, es complicado saber exactamente ante qué especie de tomillo nos encontramos, pero en líneas generales sabemos que los tomillos son especies interesantes desde un punto de vista medicinal y culinario. Las propiedades de esta especie son antioxidantes, antimicrobiana e insecticida. El antibiótico del pobre, se le llegó a llamar en alguna ocasión. Por sus propiedades antisépticas ya en la antigüedad entró a formar parte del famoso “vinagre de los cuatro ladrones”.

Según cuenta la leyenda, entre los años 1628 y 1631, una gran epidemia de peste  asoló Francia. Se dice en los mentideros, que fue en la ciudad de Toulouse donde al parecer se dio a conocer por primera vez el famoso vinagre de los cuatro ladrones. Cuatro individuos fueron arrestados mientras aligeraban los bolsillos de los apestados, vamos que los dejaban no solo medio muertos a causa de  la epidemia de peste, además le dejaban tieso el bolsillo. Al ser interrogados, cualquiera sabe con qué métodos, y bajo la promesa de ser puestos en libertad, cantaron hasta por los Manolos, y revelaron el secreto que les permitía moverse entre los apestados sin contagiarse. Ni que decir tiene que posteriormente fueron ahorcados. Unos cien años después sucedió la misma historia en Marsella, pero con la diferencia de que estos ladrones sí fueron puestos en libertad después de cantar las bondades del famoso vinagre.
Las recetas que se dan para la elaboración de este vinagre de ladrones son variadas; yo me quedó con la siguiente:
Lavanda, romero, tomillo, salvia y por supuesto el vinagre, donde dejaremos en maceración esas plantas durante al menos diez días, hay quien dice que hasta dos meses.
Cierta esta leyenda o no, si recolectáis tomillo hacedlo siempre con moderación, coger solo lo que vayáis a utilizar. La naturaleza tenemos que cuidarla entre todos. Utiliza lo que la naturaleza te ofrece, pero con responsabilidad.





1 comentario:

  1. Buenas, os dejo un enlace sobre las propiedades del Tomillo.

    http://goo.gl/EW1zSG

    Saludos!

    ResponderEliminar