Páginas vistas en total

martes, 14 de marzo de 2017

LOS ESCASÍSIMOS PALMITOS DE LA PROVINCIA DE BADAJOZ.

Palmito del río Ardila

La presencia del palmito en la provincia de Badajoz es meramente testimonial, con dos ejemplares aislados en el término municipal de Monesterio y uno solo en el de Jerez de los Caballeros. Los tres medran sin problemas y no es descartable que aparezca alguno más, aunque sorprende que las citas sean  tan exiguas.

  El palmito (Chamaerops humilis) es una pequeña palmera arbustiva cuyo nombre científico hace referencia precisamente a su escaso porte. La palabra chamaï procede del griego y significa “bajo”, mientras que rops equivale a “arbusto”. El específico humilis es voz latina y también alude a su pequeñez, a su humildad. En efecto, el palmito muy rara vez supera los dos metros de altura y en Extremadura se considera un ejemplo de intrusión de la flora bética termófila. En términos generales, la especie ocupa de manera natural la zona más cálida de la cuenca mediterránea, entre Europa y África. Es frecuente en la costa norte de Marruecos e incluso podemos encontrarla por encima de los 1.000 metros de altura, en el Gran Atlas. Tampoco falta en Argelia y Túnez.
  En Europa ocupa la cuenca mediterránea occidental y España es sin duda el país donde más abunda, sobre todo hacia el sur y hacia el este, incluidas las Islas Baleares. En Portugal solamente está presente en su región más sureña, el Algarve, donde cuenta con una pequeña población. También se encuentra en las islas italianas de Cerdeña y Sicilia.

  EL PALMITO SOLITARIO DEL RÍO ARDILA

  M. Ladero cita al palmito en el término municipal de Jerez de los Caballeros, al suroeste de la provincia de Badajos, en 1977 y a orillas del río Ardila (1). He comprobado que se trata de un único ejemplar que crece entra rocas, en el cauce del mismo río, y alcanza una altura de 130 centímetros. Tiene un solo tronco principal rodeado de numerosos hijuelos que dan a la planta un aspecto compacto. Este palmito está rodeado de adelfas, torviscos y rosales silvestres. El estrato arbóreo del Ardila está formado en esta zona por chopos, fresnos, sauces y eucaliptos.
  En el Catálogo regional de especies amenazadas de Extremadura el palmito está catalogado como “Vulnerable”. Además, dentro del programa de cooperación transfronteriza entre España y Portugal para luchar contra las especies invasoras en las cuencas de los ríos Tajo y Guadiana (Proyecto LIFE+INVASED 2017-2013) se planificaron algunas actuaciones encaminadas a recuperar  el hábitat natural del palmito. Por ejemplo, estaba previsto eliminar especies exóticas e invasoras de su hábitat potencial, algo que nunca se llevó a cabo. También se intentó reforzar la población de palmitos pero, como he podido comprobar sobre el terreno, esa actuación sirvió de bien poco, ya que se han perdido todos los ejemplares plantados en los alrededores. Tampoco se percibe por ningún lado la anunciada recuperación de su hábitat. La inversión fue de 33.082`82 euros, 24.811´67 de los cuales fueron financiados por la Unión Europea a través de los fondos FEDER.

DOS PALMITOS AISLADOS EN MONESTERIO

Más al sur de la provincia de Badajoz, en el término municipal de Monesterio, pueden observarse otros dos ejemplares aislados de palmito. Uno de ellos se encuentra a pocos metros de la margen izquierda del arroyo del Culebrín, en el interior de una finca privada, cuyo propietario lo recuerda allí desde siempre. Este ejemplar crece entre retamas y protegido por una pequeña malla cinegética para que el ganado no pueda dañarlo. Durante años aguantó el envite de las vacas, que lo utilizaba sobre todo para rascarse, como me comunicó el dueño. Este palmito forma una macolla  de tres troncos principales rodeado, como es común en la especie, de numerosos hijuelos. Su altura total es de 170 centímetros.
  El segundo ejemplar se encuentra a unos cuatro kilómetros en línea recta del anterior, más hacia el norte, en la ladera meridional de una sierra donde crece entre rocas de pizarra. Está rodeado de chaparras de encina, retamas, tojos, esparragueras, matagallos y torviscos. Mide unos 150 centímetros de altura, tiene buena presencia y su porte es muy tupido.
  No puede descartarse que aparezca algún ejemplar más de palmito en la provincia de Badajoz, especialmente en su mitad sur, donde habitan los ya citados anteriormente. De hecho, merecería la pena que se prospectara a fondo para inventariar otros posibles ejemplares y determinar su sexo. Ahora bien, la presencia  testimonial de la especie indica que debe de protegerse de manera más concienzuda y exhaustiva. La Junta de Extremadura recomienda  el estudio de los factores que pudieran modificar el estatus de conservación de esta especie (2) y también apunta la necesidad de obtener material de los palmitos extremeños con destino al banco de germoplasma.
  En cuanto a las poblaciones naturales más cercanas, se encontrarían en las vecinas provincias de Huelva, Sevilla y Córdoba. El palmito del río Ardila quedaría más cerca de Huelva, mientras que los de Monesterio estarían más próximos a Sevilla. También es posible que haya alguna población más en el sureste de Portugal.


BIBLIOGRAFÍA
(1) Ladero, M. (1977). Notas sobre la vegetación de Extremadura (España). Acta Botánica Malacitana, 3: 169-174.
(2)  Fuente: www.extremambiente.es


Publicado originalmente en el Cuaderno 372 Quercus. Febrero 2017.Pág. 58-60.
www.revistaquercus.es




Palmito del río Ardila
Palmito 1, en una ladera de sierra, Monesterio

Palmito 2, rodeado con una malla metálica para protegerlo del ganado. Monesterio.



1 comentario:



  1. Dios increíble, pero cierto siempre es grande. Después de varias versiones de mi solicitud por el banco, he recibido un préstamo a través de una señora muy amable.

    Para obtener más información, póngase en contacto con ella por correo electrónico a: marilinetricha@mail.ru que ofrece préstamos de € 3.000 a € 3.000.000 a cualquier

    persona capaz de devolver con intereses a una tasa baja de 2 %, no lo dude ese mensaje. Esta es una realidad perfecta. Corre la voz a amigos y familiares que están en

    necesidad.
    el pago comienza cinco meses después de recibir su crédito
    Que Dios os bendiga.

    ResponderEliminar